Creando estilos de vida sanos

┬┐Eres adicto al deporte?

Si reconoces alguna(s) de estas situaciones como parte de tu día a día, quizá sufres una adicción conocida como “dependencia del ejercicio físico”.

Lo de excederse en lo bueno no es nada nuevo. Ya el médico griego Hipócrates afirmó que “todo en exceso es contrario a la naturaleza”. Se dice que alguien sufre “dependencia del ejercicio físico” cuando esa persona sigue entrenándose más allá de unos límites saludables.

El debate académico sobre la actividad física excesiva suele centrarse en el ejercicio obsesivo y compulsivo. Los investigadores dicen que el término más apropiado para este fenómeno es “adicción al ejercicio”, haciendo hincapié en que el ejercicio físico excesivo se ajusta a las características típicas y comunes de las adicciones conductuales. Se han utilizado asimismo otros términos, como “abuso del ejercicio” y “ejercicio compulsivo”. Estas variables menos definidas, más suaves y funcionales de la dependencia del ejercicio son mucho más habituales. Independientemente de cómo lo llamemos y de dónde se halle cada uno de nosotros dentro de dicho espectro, todo trastorno relacionado con el ejercicio físico puede contribuir al síndrome del sobreentrenamiento o ser considerado parte del mismo.

En realidad, en cualquier persona que entrena podemos observar una cierta conducta adictiva en potencia, desde los deportistas de competición de todos los niveles que se esfuerzan por mejorar su rendimiento, hasta los deportistas ocasionales cuya motivación es perder peso o mejorar su aspecto físico. En muchos casos, estos últimos también pueden mostrar otro problema clínico habitual: un trastorno alimenticio. Si su “afán” por entrenar se vuelve excesivo, el eje HHA (hipotálamo-hipofisario-suprarrenal) del cerebro puede acabar desencadenando daños físicos, bioquímicos o mentales-emocionales.

El concepto de “la dependencia del ejercicio físico” apareció por primera vez en las revistas médicas tras el auge del atletismo en la década de 1970, término que pronto incorporaron otras disciplinas, como el ciclismo o el triatlón. El riesgo de sufrir dependencia del ejercicio aumenta cuando los atletas siguen el lema de “más es mejor” (también conocido como “no pain, no gain”).
Fuente: http://antum.life/eres-adicto-al-deporte/