Te hablamos de las adicciones
  • Alerta ante la nueva moda entre los j√≥venes: ahora son adictos a las apuestas deportivas

27 de noviembre del 2018

Si se tiene en cuenta que, según datos de la Dirección General de Ordenación del Juego del Ministerio de Hacienda y Función Pública, unos 670.000 españoles apuestan al menos una vez al año, cerca de un 30% de los que lo hacen comprenden ese segmento de edad. Solo el grupo de personas de 26 a 35 años les supera.

Las apuestas deportivas son una «moda» al alza. De acuerdo con los datos del Ministerio de Cristóbal Montoro, solo en el segundo trimestre de 2017 movieron más de 1.400 millones de euros en España. Jugar es una realidad para jóvenes como Óscar (nombre ficticio), un madrileño de 20 años que trabaja en una empresa de mudanzas. «Apuesto todos los días, lo hago por no gastarme el dinero en otras cosas», señala a ABC. En su grupo de amigos, todos juegan. «La mayoría apostamos desde que cumplimos los 18 años, aunque cuando éramos menores ya lo hacíamos por mediación de algún adulto, que jugaba por nosotros», relata.

A través de sus móviles, ordenadores, «tablets» o en los locales de apuestas «in situ», miles de jóvenes como Óscar se juegan su dinero sin más. «Yo apuesto a diario unos 5 y 10 euros, pero puede ser más en función de cómo se me dé», explica. «Me he llevado bastante “pasta”. Un día, en un rato gané más de 700 euros». Aunque para él, apostar no es un vicio, sino una diversión. «Si hoy quiero, podría dejar de jugar», rubrica.

 

«Todos los días se intentan colar menores»

Esta «tendencia» de jóvenes apostantes la confirman desde el otro lado del negocio. Así lo asegura una empleada de una de las sedes que la casa de apuestas Sportium tiene en Madrid. «Vienen muchos niños la misma jornada en que cumplen la mayoría de edad», comenta. «Todos los días se intentan colar menores. Cada vez viene gente más joven, hombres en su mayoría. Suelen venir todos en grupo y juegan “flojo”, no mucho dinero. Imagino que intentan sacar beneficio de sus “pagas” semanales», revela.

Igual que hacía Óscar en su día, muchos menores de edad son asiduos de las apuestas. Ya sea jugando a través de un adulto, «que pone la identidad», o bien abriéndose cuentas falsas por internet. «Las apuestas no están permitidas en ningún caso entre los menores y la responsabilidad recae en las casas de apuestas que, a menudo, no se cercioran de la edad real de quién juega», señala Marián Rojo, abogada de Legalitas experta en nuevas tecnologías. «La mayoría no disponen de mecanismos de control para evitar que los menores apuesten y estos se aprovechan de ello. Y, cuando los hay, los burlan», añade la letrada en declaraciones a ABC.

Para jóvenes como Óscar, las apuestas suponen «un entretenimiento», aunque no todos tienen su suerte. Hace dos meses, Proyecto Hombre alertó de un nuevo perfil de adicto: el de joven enganchado a las apuestas deportivas, que ha crecido en un 20% en el último año. «Hay chicos que prefieren apostar antes que leer y hacer ejercicio. Pertenecen a un perfil muy arraigado en Reino Unido, pero que ahora presenta un pequeño porcentaje en España», aseguró Luis Bononato, presidente de la asociación.

Fuente:https://www.abc.es/sociedad/abci-alerta-ante-nueva-moda-entre-jovenes-ahora-adictos-apuestas-deportivas-201709152137_noticia.html