Te hablamos de las adicciones
  • Alcoholismo (adicción al alcohol)

15 de octubre del 2018

El alcohólico se ve incapaz de frenar por sí mismo su consumo excesivo de alcohol de forma permanente. El abuso del alcohol es el estadio previo al alcoholismo, pero la transición es paulatina. Abuso del alcohol podría definirse como una conducta de consumo alcohólico que provoca consecuencias negativas, de carácter físico, mental o social, aunque sucedan por un breve periodo de tiempo. El abuso del alcohol suele asociarse con los episodios alcohólicos o binge drinking, que consisten en emborracharse ingiriendo gran cantidad de alcohol en el menor tiempo posible, y se dan especialmente en las personas menores de 34 años durante las fiestas nocturnas.


No todas las personas que beben con regularidad se convierten inevitablemente en alcohólicos. Por el contrario, existen muchos factores que van a influir en la generación de una adicción al alcohol. Estos incluyen, por ejemplo, la personalidad, pero también la disposición genética, los problemas personales y el entorno social.
La adicción al alcohol se divide en cinco tipos (descritos por un autor, Jellinek) según la forma de beber:


Tipo Descripción
Bebedor Alfa El Alfa es un bebedor de conflicto. Bebe para hacer frente a problemas psicológicos o físicos. El bebedor Alfa es capaz de mantener la abstinencia por un período de tiempo. No es dependiente del alcohol físicamente, sino psicológicamente.


Bebedor Beta: El Beta es un bebedor ocasional. En las ocasiones sociales bebe una cantidad excesiva, pero mantiene el control. Puede mantener la abstinencia temporalmente.
Bebedor Gama: Los bebedores Gama están considerados los alcohólicos “clásicos”. Si consumen alcohol pierden el control de la cantidad. Desarrollan una adicción con problemas físicos y sociales.


Bebedor Delta: El bebedor Delta también se conoce como bebedor excesivo regular. La persona afectada es dependiente e incapaz de mantener la abstinencia. Siempre necesita una cierta cantidad de alcohol. Bebe por costumbre, pero rara vez pierde el control sobre la cantidad que consume.


Bebedor Épsilon: También conocido como bebedor periódico, bebe alcohol en exceso escalonadamente durante días o semanas.

Los alcohólicos de tipo Gamma y Delta son los más comunes.
Memoria de la adicción.

Una vez establecida la adicción, el alcoholismo difícilmente se puede superar sin ayuda profesional. Quien consume alcohol durante años activa el sistema de recompensa en el cerebro con regularidad. Se segregan sustancias mensajeras como la dopamina y las endorfinas, que producen una sensación de felicidad.

El sistema de recompensas aprende que la droga alcohol conduce a un estado de bienestar, aunque sólo temporalmente. Cuanto más se repite esta recompensa, más se refuerzan las conexiones específicas de las células nerviosas (neuronas) del cerebro, reforzando la memoria de la adicción. Esta impresión queda almacenada y, por lo tanto, incluso años después de una desintoxicación, los estímulos clave, como el olor del alcohol o la vista de una botella, pueden conducir a una nueva recaída, porque se activa la memoria de la adicción.


FUENTE: https://www.onmeda.es/adicciones/alcoholismo-definicion-10019-2.html