Entre el placer y el dolor

En ese momento regrese...

 
 

REACCIONES PELIGROSAS
 
22-Febrero-2010
DROGAS
 
 

 
 

Es probable que haya leído esta advertencia en medicamentos que ha tomado. El peligro es real. La mezcla del alcohol con ciertos medicamentos puede provocar nausea y vómito; dolor de cabeza; letargo; desmayo; pérdida de la coordinación y puede hacerlo susceptible a hemorragias internas, problemas al corazón y dificultades respiratorias. Además, el alcohol puede disminuir la efectividad del medicamento o hasta anularla por completo.

 

Es probable que haya leído esta advertencia en medicamentos que ha tomado. El peligro es real. La mezcla del alcohol con ciertos medicamentos puede provocar nausea y vómito; dolor de cabeza; letargo; desmayo; pérdida de la coordinación y puede hacerlo susceptible a hemorragias internas, problemas al corazón y dificultades respiratorias. Además, el alcohol puede disminuir la efectividad del medicamento o hasta anularla por completo.

Muchos de estos medicamentos se pueden comprar directamente, sin receta médica y—entre otros—incluyen hierbas medicinales, que usted nunca hubiera sospechado pudieran reaccionar adversamente con el alcohol. Este artículo describe los efectos dañinos de beber alcohol, mientras se está tomando ciertos medicamentos. Se han usado nombres de marca con el sólo propósito de ayudarle a reconocer un medicamento que pueda estar tomando. La lista que se presenta aquí no incluye todos los medicamentos que tienen el potencial de reaccionar con el alcohol. Más importante aún, esta lista no incluye la totalidad de los ingredientes que cada medicamento contiene. Los medicamentos son seguros y efectivos cuando se consumen adecuadamente. El farmacéutico o profesionales de la salud puede ayudarle a determinar cuáles medicamentos actúan peligrosamente con el alcohol.

Síntomas/Enfermedades

Medicamentos de uso común y nombres de marca de mayor selección

Algunas de las reacciones posibles con bebidas alcohólicas

Angina (dolor de pecho), enfermedad coronaria

Isordil® (isosorbide), nitroglicerina

Aceleración cardíaca, cambios repentinos en la presión sanguínea

Ansiedad

Xanax® (alprazolam); Klonopin® (clonazepam); Valium® (diazepam); Ativan® (lorazepam)

Letargo, mareos, incrementa el riesgo de sobredosis

Coágulos sanguíneos

Coumadin® (warfarin)

El consumo esporádico de bebidas alcohólicas puede ocasionar hemorragias internas; el consumo de bebidas alcohólicas excesivo puede provocar un efecto opuesto, coágulos, embolias o infarto cardíaco.

Resfriados, tos, influenza, alergias

Benadryl® (diphenhydramine); Tylenol® Cold and Flu (chlorpheniramine); Robitussin AÐC® (codeine)

Letargo, mareos, incrementa el riesgo de sobredosis

Depresión

Elavil® (amitriptyline); Anafranil® (clomipramine); Norpramin® (desipramine); Serzone® (nefazodone); Desyrel® (trazodone)

Letargo, mareos, incrementa el riesgo de sobredosis

Diabetes

Micronase® (glyburide); Glucophage® (metformin); Orinase® (tolbutamide)

Aceleración cardíaca, cambios repentinos en la presión sanguínea, convulsiones, estado de coma, muerte

Acidez estomacal, indigestión, estómago agrio

Tagamet® (cimetidine); Axid® (nizatidine); Zantac® (ranitidine); Reglan® (metoclopramide)

Aceleración cardíaca, cambios repentinos en la presión sanguínea (metoclopramide); incrementa los efectos del alcohol

Infecciones

Grisactin® (griseofulvin); Flagyl® (metronidazole); Acrodantin® (nitrofurantoin); Septra® (sulfamethoxazole); Nydrazid® (isoniazid); Seromycin® (cycloserine)

Aceleración cardíaca, cambios repentinos en la presión sanguínea; daño hepático (isoniazid)

Dolores musculares

Soma® (carisoprodol); Flexeril® (cyclobenzaprine)   

Letargo, mareos; incrementa el riesgo a sufrir ataques; incrementa el riesgo de sobredosis

Nausea, mareos

Antivert® (meclizine); Atarax® (hydroxyzine); Phenergan® (promethazine)

Letargo, mareos; incrementa el riesgo de sobredosis

Dolor como el de cabeza, fiebre, dolor muscular, artritis; inflamación

Aspirin (salicylates); Advil®, Motrin® (ibuprofen); Tylenol®, Excedrin® (acetaminophen); Vioxx® (rofecoxib); Celebrex® (celecoxib); Naprosyn® (naproxen)      

Malestar estomacal, hemorragias y úlceras; daño hepático (acetaminophen); aceleración cardíaca

Ataques

Klonopin® (clonazepam); phenobarbital; Dilantin® (phenytoin)

Letargo, mareos; incrementa el riesgo a sufrir ataques

Dolor severo de heridas; cuidado postoperatorio; cirugía buco-dental; migrañas

Fiorinal® with codeine (butalbital y codeine); DarvocetÐN® (propoxyphene); Vicodin® (hydrocodone); Percocet® (oxycodone)

Letargo, mareos; incrementa el riesgo de sobredosis

Problemas para dormir

Restoril® (temazepam); Prosom™ (estazolam); Sominex® (diphenhydramine)

Letargo, mareos

Preparaciones con hierbas (Chamomile, Valerian, Lavender)

Letargo

 

Foto de botellas de medicina

¿Sabía usted que …

  • Muchos tipos de medicamentos pueden provocarle letargo. Tomar estos medicamentos y consumir bebidas alcohólicas al mismo tiempo puede provocarle aún mas sueño, vértigo y mareos. Es posible que experimente dificultad para concentrarse o para llevar a cabo actividades mecánicas. Es peligroso conducir un automóvil cuando se mezcla alcohol con ciertos medicamentos. Mezclar alcohol con ciertos medicamentos puede provocar caídas y heridas serias, en especial entre las personas mayores.
  • Algunos medicamentos, incluyendo muchos de los analgésicos de mayor uso y remedios para la tos, resfrío y alergias contienen más de un ingrediente que puede reaccionar con el alcohol. Lea el etiquetado en la botella de su medicamento para determinar exactamente qué ingredientes contiene.

  • Ciertos medicamentos contienen hasta un 10 por ciento de alcohol. El jarabe para la tos y los laxativos contienen una de las más altas concentraciones de alcohol.
  • Las mujeres y las personas mayores corren más riesgo de sufrir los efectos provocados por la mezcla entre el alcohol y los medicamentos.
  • El alcohol y los medicamentos pueden actuar peligrosamente aún cuando no se consumen al mismo tiempo.

Recuerde ...

Al mezclar alcohol y medicamentos existe el riesgo de padecer efectos peligrosos. Protéjase evitando el consumo de bebidas alcohólicas si está tomando medicamentos y no conoce los efectos. Para obtener más información sobre un medicamento y sobre si puede o no consumirse con alcohol, hable con el farmacéutico o un profesional de la salud.

National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (NIAAA)

Número de Publicación del NIH 04–5329–S
Enero 2004

 

 
 
Regresar